domingo, 8 de noviembre de 2009


OBSESIÓN


Tengo hoy ese dia tan terrible
en el que un verso nace en mis entrañas;
me devora por dentro, me hace suyo,
a pesar de mi agónico rechazo...
.
Se adueña de mis manos, de mi aliento,
me expulsa de mi cuerpo amargamente
y se vuelve ser vivo en rebeldía,
hace sonoro el aire que me ahoga.
.
Al fin fluye en un magma de palabras,
un torrente de tinta en fondo blanco
que se burla de mí con cada letra,
me desnuda y reinventa abiertamente.
.
Termina la función. Fundido en negro,
y yo me quedo allí, bañado en sangre.
(...Me pregunto hasta cuándo esta tortura,
esta rara obsesión por ser poeta...)

1 comentario:

Ejco dijo...

Lo tuyo no es obsesión, tu eres poeta.
Besitos