lunes, 1 de septiembre de 2008








Y aún quieres saber qué es "amor de verano"...
Es saltar de emoción ante una voz amiga
que se oye en la escalera; un tacto que te obliga
a temblar en tu interior, sintiendo la otra mano.

El dormirse nombrando aquel nombre perfecto,
el ser dueño de un cuento que sabes que se acaba,
el pañuelo que un día socorrió a quien lloraba,
el príncipe que, amante, se tornaba en insecto...

Y muchas cosas más... nunca se acabaría
la tortura de hablarte sobre lo que he sentido
cuando fuiste secreto, por nadie compartido
pues ni tú misma podías saber que eras mía...

Espero que te baste con lo que yo te digo
en estas pocas líneas que de mi alma brotan;
si no bastan, mi musa, en mi mente aún explotan
definiciones varias, que compartir contigo...

Pero una sóla basta, y la tengo en mi mano,
que sobre el corazón apoyo suave, alborozada;
tú sola eres y fuiste, ese amor de verano;
tú y yo, este secreto... y lo demás es nada.

sábado, 30 de agosto de 2008





Ocultaban sus ojos la tristeza
Y su cuerpo el cansancio de mil años
De amar en el silencio, sufrir daños
Buscando amor y hallando la belleza;

Mas fue belleza esquiva, y en su huída
Lo arrastró al fondo del abismo,
Lo encerró -siete llaves- en sí mismo,
Y así, poco a poco, se consumió su vida.

En el último adios, cuando pensaba
Que lo aguardaba el dolor, y la amargura,
Supo que, en algun sitio, alguien lloraba...

Y su mueca de horror tornó en sonrisa
De ternura sin fin, por la dulzura
De saber que, al menos, alguien aun lo amaba.

viernes, 29 de agosto de 2008








Me pides poesía, y yo no puedo,
pues tú eres poesía;
si estuvieses más cerca, el mundo en rimas
por tí convertiría.

Secar tus lágrimas con besos de oro
quizás fuese mi empeño
y, llorando a mi vez, darlas al mar
que meciese tus sueños.

"¡Palabras vanas, dulces, infantiles!"
"¡nunca serás inmenso!"...
... no importa, pues si quiero inmensidades
no saben que en tí pienso.

Pues lo eres todo, mi bien, y al mismo tiempo
nada eres, lo confieso...
pues nada para mí son, etéreos,
el Amor y los Sueños.

miércoles, 27 de agosto de 2008

--A algo que nunca debió haber sucedido--




Pégale a tu mujer, deja tu huella,
hazle lo que a un hombre no te atreves,
y para ser más hombre... hazlo si bebes,
que te ayude a pegarle, una botella.!

Pégale a tu mujer, sucio cobarde,
rebájate al lodo del que habrás nacido;
te alegrarás de no haberme conocido,
pues solo de nombrarte, mi alma arde!!

Pégame ahora a mi, si es que te atreves!
Dile adiós a tus sueños de grandeza,
llora como mujer... no me conmueves.

No es tal hombre quien cumple la innobleza
de pegarle a una dama, cual si llueve
un gran montón de barro en tal belleza.



martes, 26 de agosto de 2008







¡Maldito el sol, que tus ojos me evoca;
maldita luna, mi sola compañera;
maldita tú, mi muerte, y tú, mi vida...
...maldito yo, que todo por tí diera!

¡Maldito amanecer, rival de tu sonrisa!
¡Malditos son tus labios, en los míos inmersos!
Condenaciòn eterna, mis manos pecadoras
jugando a ser pasión fundidos en tus senos...

¡Malditas mis palabras, meditaciòn inútil
que el silencio supera, en suave y dulce canto...!
Maldito Amor... ¡qué fina puntería,
tú sólo eres culpable de que la quiera tanto!.

lunes, 25 de agosto de 2008




Me ha despertado el teléfono;
vueltas y vueltas me da la cabeza,
y quiero aplastar la parábola
que el ser humano traza con pereza;
quiero ser algo que el futuro pueda mostrar.
Quiero ser flor que enamore a las aves;
quiero ser algo que empiece y no acabe;
y quiero que tú seas punto y final,
pues es muy aburrido no saber terminar:
B contra V, con H o sin H,
la C y la Z, qué me importa a mí,
si lo que siento estando contigo
no se puede definir.
La verdadera razón de este canto
es que, a mi modo, yo te quiero tanto
que algunas veces digo estupideces
y pago con creces lo dicho ante tí,
pero es que estando contigo
yo no me puedo reprimir,
y no pienso lo que digo
pues en lo que pienso es en ti.
Todo mi mundo se hizo pedazos
desde que veo que hay otro en tus brazos,
pero es igual, yo lo encuentro normal,
pues tu magia de amor es un tanto especial;
y es que el que a tí se resista
es un trozo de frío metal...
...luego me pierdo en mí mismo
y me siento fatal.


viernes, 22 de agosto de 2008








Has de creerte que mi amor aumenta
con cada día que te tengo al lado;
de tí quisiera estar siempre enamorado,
que de mi amor Cupido pierda cuenta;

Y al ver la triste mirada macilenta
de la Gran Descarnada, en maleficio,
al asomarme al oscuro precipicio
que en el Juicio Final se nos presenta,
he de hablar del Amor que me alimenta
y como un ángel ponerme a tu servicio.

Porque te quiero, amor... mi sacrificio
no será un acto final sin recompensa,
pues al ver de mi amor la llama intensa,
que desde el otro mundo, aun te acaricio,
hará que el Hado sea más propicio
y habrá de hablar mi amor en mi defensa.


jueves, 21 de agosto de 2008





El bramido del mar, en la tormenta...
rayos y truenos, cielo enfurecido...
¿qué son, si los comparo al punto
con la música de tu voz en mis oídos?

Mundos en ignición, auroras miles
que inundan el éter con su arrojo
se muestran sumisas y serviles
ante la luz que emana de tus ojos.

Copas del sauce llorón, plumas del ave
que, primigenia, ocupó el Edén sagrado...
¡no os esforcéis, no habréis de ser capaces
de igualar a la mujer a la que he amado!

miércoles, 20 de agosto de 2008








Cerró los ojos cuando la vio llegar.

Se había preparado para aquel momento, se había entrenado mentalmente ensayando paso por paso qué decir, qué responder a su saludo, para que pareciese que todo seguía igual, que aquellos días habían pasado en otra vida, a otra persona, no a él. Intentó retroceder a los días en que era feliz tan solo con su llegada, que un día gris se iluminaba ante su sola presencia, aquellos días en que, sin saberlo, se había ido enamorando sin saber, incluso sin querer, de aquella mujer tan dulce, tan fácil de distinguir entre la multitud,-al menos para mí, pensó-... aquellos días que habían desaparecido de repente cuando un desafortunado suceso lo tuvo al borde de la muerte (el amor y la muerte llegan y se van así, sin avisar, como si todo el mundo debiese estar preparado cada segundo de su vida para amar y morir)...

En esos días, tuvo mucho tiempo para pensar. Una de las primeras cosas que aquella mujer le dijo, fue que amaba ocultamente a otro hombre, un hombre aún más inalcanzable que él, que siempre -maldita frase de condena- sería su amigo. Si casi había muerto ya físicamente, ahora algo se rompió en un lugar que no podía precisar bien, pero que notaba como el centro de todos sus sentimientos, la confianza en sí mismo, su capacidad de amar... todo aquello se rompió al oírla decir "otro hombre", "amigo"... cosas ante las que no podía hacer mas que asentir, poner su máscara de "tranquila, lo entiendo y te apoyo" (creía sonar de fondo "the great pretender", de Freddie Mercury...). Todo su mundo se vino abajo, y cayó en una dinámica de tristeza y apatía que quería ocultar inútilmente, que a veces lograba enmascarar en su soledad, hasta que ella llegaba. Entonces, aquella luz que lo había iluminado desde el día que la había conocido, brillaba tímidamente como la sonrisa que tanto echaba de menos, y hacía esfuerzos que habrían levantado montañas, que habrían levantado su vida de nuevo, pero que en estos momentos servían tan sólo para poder responder a un saludo anhelado, para intentar mantener una conversación que a veces no llegaba, o se acababa cuando notaba con tristeza que ella no estaba allí con el, que sus frases eran casi palabras sueltas...

Entonces llegó el golpe final... las ganas de dejarlo todo, de tirar la toalla, la impresión de que la vida ya le había dado todo lo que iba a darle, y que desde ese momento ya todo estaba de más... el puente, la locura, la desesperación... y la muerte, saludando con la mano al igual que antes lo había saludado el amor...

... En ese momento todo pareció correr tanto que se mareó, agarrándose a lo único que podía: Su vida. Intentó cambiar, hablar, reconocer ante otras personas, las que él más estimaba, lo que le pasaba, sincerarse, tanto para eliminar el virus que lo comía por dentro a todas horas, sacándolo del cuerpo, de su vida,... como para tranquilizar a aquellos que insensatamente había preocupado sin quererlo, sobre todo para recuperar lo que había sido antes de aquella fatídica noche, un hombre sencillo, con sus cosas buenas y malas, que había creído que podía enamorarse de nuevo, que todo era como un cuento de hadas que siempre terminaría bien, pero que la vida había cerrado ya ese libro de cuentos de forma brusca, aunque él siguiese empeñado en volver a abrirlo.

Pero recordó, para su salvación, que no sólo existía el amor en el mundo, que había otros sentimientos que podrían ayudarlo a superar el tímido paso adelante que debía dar... y se aferró con más fuerza que nunca a la mujer que había sido objeto de su pasión oculta, de su amor, y agradeció en silencio a algún ser inimaginable que no la hubiese apartado de su lado, que permitiese que la mano que antes habría llevado a su corazón, y aquellos labios que pensó en besar alguna vez, le ofreciesen su apoyo y su ayuda para cerrar la puerta que había dejado atrás, y seguir adelante... en ese momento la palabra amistad empezó a despojarse del tinte de amargura y desesperación que había tenido para él, y se mostró como algo maravilloso, una planta que estaba dispuesto a regar y cuidar cada día para que nunca se marchitase como se había marchitado su corazón.

Y así fue como lo encontré, desesperado, perdido, solo... pero lleno de ganas de seguir adelante, tal como me dijo por aquél entonces. Quise preguntarle su nombre, saber quién era, pero mientras me entregaba una hoja de su puño y letra, una carta para despedirse del mundo en lo alto de un puente -"ahora ya no me hará falta", me dijo-, levantó hacia mí una mirada de una tristeza infinita, acentuada aún más por la sonrisa que, ahora lo sé, empezaba a practicar para decirle al mundo que todo estaba bien, me dijo simplemente "lo fui todo, y no soy nadie"... dándome la espalda, se perdió en la niebla, desapareciendo para siempre. Habría pensado que todo había sido un sueño, de no ser por aquel papel lleno de tristeza que ahora guardo por si alguna vez ese hombre regresa y me habla de su historia, una historia que se repite desde el comienzo de los tiempos.


lunes, 18 de agosto de 2008








Igual que el día al soplo de la noche;
igual que busca el rocío tu balcón;
igual que la amargura a un alma herida
te busco yo.

Igual que estalla en iris cada aurora,
de idéntica forma de la que Amor te ve,
con la intensidad con la que aprende un niño,
te amaré.

Como satélite que su órbita no deja,
como días, que no dejan de pasar,
son tus ojos, que en todos lados do me encuentre,
allí estarán.

domingo, 17 de agosto de 2008







Cae la noche, y tú no estás,
aunque nunca estuve tan lleno de tí;
el tiempo nos unirá,
aunque todos me repitan «no es así»...

En cualquier sitio que estés,
tu imagen acuchilla mi razón;
no sé cómo puede ser
que el más dulce sea el más fuerte dolor...

He vuelto a pensar en tí,
y una llama ya muy débil se avivó;
en su aliento descubrí
el legado de un poeta del amor;

dando forma a aquél papel,
tu imagen, poco a poco, se formó
y en silencio, piel con piel
dibujamos cada instante en el reloj...

Tu recuerdo junto a mí
es mi guía, mi ilusión, mi amanecer;
es difícil competir
con las reglas del Amor sin padecer.

Mientras pugno por llegar
a un día en el que pueda sonreír,
bajo llave, el corazón
se deshace de impaciencia por salir.

Y hoy, en un sueño, verás
convertirse tu nombre en oración,
y pensando en mí, sabrás
que he llorado al escribirte esta canción.



sábado, 16 de agosto de 2008





Ví la muerte en sus ojos; un segundo
bastó para recordar mil y un momentos
y en mis brazos murió, y yo con ella.

El Dios que la creó, que hizo el mundo,
que como ella podía tener cientos,
me la ha quitado. Hoy, murió una estrella.

Ni un sacerdote que la confortase,
ni el postrero "adiós" de sus parientes,
ni el fingido llorar de algún extraño.

...sólo mis brazos, con los que yo jurara
cuidarla hasta morir... sólo mis dientes,
que rechinaron con odio ante tal daño.

Mis ojos se secaron, y mis venas
secaría por ella, hasta la muerte
para evitar momento tan confuso;

Rompieron nuestro abrazo; las cadenas
de nuestra final unión gritaron fuerte...
"¡rápido, un médico!"... "¡Ambulancia!"... ¡ILUSOS!

Nunca sabrá de mi ultimo trabajo;
no revolverá, riendo, entre mis versos
ni mojarán sus lágrimas mi rostro, entre la gente.

no correremos ya juntos, calle abajo,
no dormiré entre su pelo inmerso...
¡no abandona mis sueños, aún ausente!

Y si algún día su recuerdo desfallece
en la sonrisa de otra que no es ella,
no he de olvidarla, sino amarla más, si cabe.

¡Esta mujer, que Dios no se merece,
será mi amor reencarnado, mi doncella,
pues sin su magia mi amor vivir no sabe!.

jueves, 14 de agosto de 2008




Poetas del amor, entes absurdos
que proclamáis lo divino de unos besos
rimados para nobles o palurdos,
para llenar de carne vuestros huesos;

Nada tiene divino este sentir amargo,
no lo hagais ideal; contad lo cierto,
huid de estas mentiras por encargo
pues mejor que ser amante es estar muerto.

Pues si Satán fue ángel, en su día,
en mujer se tornó; con gran audacia
me hizo creer que siempre me querría.

Por si acontece, sabed de lo que os hablo,
y que os prevenga dejad, en mi desgracia:
¡No son de ángel sus ojos, son de diablo!

miércoles, 13 de agosto de 2008









No ha de ser el papel mi confidente
ni la Luna, amiga en mi tristeza;
no menguará ni un tanto la nobleza
del cariño que te tengo, amiga ausente...

En la noche, me sugieres poesía
solo pensar que he de volver a verte...
Nada anulará esa cita... ¡ni la muerte
de cien mil universos! ¡Ni la mía!

Y aún me preguntas si estás en mi cabeza...
¿sabe nadar el pez? ¿croar, la rana?
«¿qué preguntas son estas? ¡qué rareza!
¡pues claro!», me dirás; y tal respuesta
te doy yo a tí también; cada semana
intento no nombrarte, mas... me cuesta.

Puede ser que mis versos te molesten
si digo que he soñado con tu nombre;
puede que mi descaro hoy te asombre
si digo que he dormido con su arrullo,
y que he puesto tu nombre a una estrella
que he visto hoy en el cielo, y que... ¡quién sabe,
si miras a lo alto, amiga bella,
puede que veas también! Un beso suave
le he dado para tí, así que... calma,
si no me ves un día, en tus murallas,
no es porque te olvide, es que algo falla...
o incluso que caí en la batalla...
No te llegarán mis letras... sí mi alma!

martes, 12 de agosto de 2008


Odio



El odio es triste, es vago, es inhumano,
es vengativo, raro, justiciero;
el odio es cruel, diablo consejero,
es inmoral, es ciego, gris, villano...

Odio mordaz, odio tras las cortinas,
odio en el desayuno y en la cena,
odio en las alegrías, y en las penas,
odio de sol a sol, de esquina a esquina.

Odio sin más ni más, sin más razones,
odio en cada porqué, en cada pero,
odio por lo que quitas, lo que pones...

Odio hasta en catorce de febrero,
¡odio que ennegreciste mis razones,
nunca habrás de vencer a mis "¡te quiero!"!!

lunes, 11 de agosto de 2008



Sangre



Sangre...
al verte, mis venas
suspiran por ti...

Muerte...
porque sin tu aliento
no puedo vivir...

Alma...
sensible, y dispuesta
para combatir...

Labios...
que gritan tu nombre,
hartos de sufrir...

Corre...
ven, dame la mano...
¡Unidos, al fin!

sábado, 9 de agosto de 2008








Que no sepa mi musa que hoy procuro
en honor suyo hacer este soneto,
sin su ayuda, será este un duro reto
más será buen espejo de este amor tan puro.

Es más difícil de lo que pensaba:
catorce versos acotan mi cabeza...
daros a conocer, en tan poco, tal belleza,
no puedo, ¡otros mil necesitaba!

"tus ojos, soles... tu pelo, mi vestido,
en tus labios la voz que me arrulla cuando sueño...
tu cuerpo, néctar del dios de los sentidos...

Estoy contigo, y disfruto lo pequeño
cual si en la vida lo hubiera conocido...
¡cuanto te quiero, princesa de mis sueños!

viernes, 8 de agosto de 2008

Rayo de luna








Rayo de luna, mi fiel, callado amigo,
si la ves esta noche dile cuanto la extraño;
que aunque no estoy con ella, la acompaño;
que a pesar del espacio... está conmigo.

Lágrima que, por ella, surcaste mi mejilla,
evapórate, asciende con rapidez al cielo...
ve por ella, y tierna, sé lluvia entre su pelo,
regresa luego a mi, tráeme su maravilla.

Poesía que naces por su sonrisa amable,
recorre en un suspiro esta fatal distancia
que me separa de ella; dile con tu elegancia
lo que por ella siento... no hace falta que hable.

Susúrrale al oido, si es que la ves dormida,
pajarillo que cantas en mi ventana abierta,
un "te quiero", un "princesa"; vé, y ábrele las puertas
de un alma que hoy ha vuelto, amante, a sentir vida.

Pero regresad pronto, rayo de luna, llanto
que por ella nacísteis; y tú, mi fiel poesía,
quédate ahí con ella, sé tú el mejor guía
para que sepa el porqué de que la quiera tanto.

Tú, pájaro, eres libre... así que haz lo que quieras;
Canta hoy para ella, o vuelve a mi ventana;
que tu canto nos una,dulce, cada mañana;
¡cántale que he de amarla, hasta que al fin me muera!


jueves, 7 de agosto de 2008


El amor



No puedo recordarte sin que salte en mis ojos
el brillo de alegría que inunda en su fulgor
mi cuerpo estremecido cuando te sueño mía...
...¿y dices que es amor?

Me queman tus palabras cuando alabas a otros,
cuando ríes con alguien que está a tu alrededor;
pero lo olvido todo, cuando estás a mi lado.
¿así que... esto es amor?

Si despierto te sueño y en sueños te doy forma,
me cuelo en tus entrañas cual fuego abrasador
y me quedo despierto, tu en mi pecho dormida...
¡qué dulce, si es amor!

Intentaré explicarte todo esto que yo siento,
entre los dos haremos definición mejor
de lo que en mí ha nacido, que tú dices ahora
que su nombre es amor;

Frío, calor, angustia, alegría de infante,
desvelo, dulce sueño, risa, llanto, dolor,
resistencia, amargura, dulzura, fe y quebranto,
todo eso es el Amor.

Verdades que desgarran, mentiras bondadosas,
besos en la penumbra, disimulo al albor;
dormir juntos un sueño, vivir tan separados
¡y en medio, tanto amor!

Angel fiel, cruel diablo, el ángulo y la curva,
fuego, hielo, sol,luna, negrura, resplandor,
mis labios en tus labios, mis manos sin tus manos...
¡qué cruel es el amor!

Hundirme entre tus muslos,abrazar tus ausencias,
recorrer con mis labios tu escudo protector...
conseguir imposibles, y no encontrar el modo
de olvidarte un segundo... ¡tú eres el AMOR!.


miércoles, 6 de agosto de 2008



Críticos




PARA LOS QUE CRITICAN... PARA LOS QUE SON CRITICADOS.

Zelotes has de hallar en tu camino
obligados a crítica constante;
no les escuches, ve siempre delante
ajeno a sus críticas sin tino.

Zapatilla les diera, pues opino
en mi humilde pensar, que no es bastante
responder sin razon al recitante
solo por cometer el desatino

de hablar por hablar, porque te atiende
la chusma que te apoya por apego,
aunque te de la espalda en otros casos;

Por tal motivo, sus frases no me ofenden
pero si me entristece cuando ruego:
"¡queda callado, que ya hay muchos payasos!"

lunes, 4 de agosto de 2008


Cuando apoyo mis dedos en la triste ventana
en la que,en un descuido, tu nombre resucito,
pidiendo en el silencio tenerte en la mañana,
mi corazón, mi alma, mi vida, son un grito.

Te oigo dulce, y sueño, y muero, y me hago un río;
las lágrimas que antaño bañaron mis despojos
son hoy miel que alimenta mi corazón vacío,
arco iris al tacto del azul de tus ojos.

Cada voz, cada senda, cada ínfimo instante,
cada signo de vida te trae a mis recuerdos;
hoy sé que la cordura es a veces sangrante,
que un loco de amor sufre cuando se vuelve cuerdo.

Y firmo con Mefisto un pacto renovado
que me permita amarte sin perturbar tu calma;
amarte de este modo ya es ver el Otro Lado
oculto en mi silencio, en pago de mi alma.

Cerrarás tus cortinas al paso de mis besos,
pero quédate uno, y un abrazo, no más:
son mi amor hecho viento, penetrando en tus huesos,
y cuando estés dormida, sé que los notarás.

Y ojalá te estremezcas, y recuerdes, y sientas,
y quizás algún día me lo quieras contar;
liberando mi alma de esta muerte tan lenta,
yo te diré que nunca te he dejado de amar.



domingo, 3 de agosto de 2008

IMPROVISACIONES SOBRE UNA FRASE A BOCAJARRO



I. LA TORTILLA, ALIMENTO DEL POETA

(gracias Juan)








La tortilla, alimento del poeta,
bendición para bocas exigentes
que alimento es, también, para las mentes
como la tuya, amigo, tan perfecta.

...y aún te digo más: la linea recta
del horizonte azul te observe ausente
cuando sepas, al morder, lo que se siente,
como lo sabe el tránsfuga en la secta.

¿de tortilla, lo pides? ¿Es brillante
lo que lees hasta ahora? Lo deseo,
y más verte boquiabierto un sólo instante;

y con tortilla, cual nuevo Prometeo,
robar el fuego será tranquilizante
si es de tu agrado, y "tortillar" te veo.


sábado, 2 de agosto de 2008

Dí solo que me quieres




Dí sólo que me quieres, aunque suene tan falso
Que se burlen los que oigan tan trágica mentira...
No importará; las musas harán sonar su lira
Y yo te cantaré, subido a mi cadalso.

Di solo que me quieres, y soñaré que es cierto
Que otra pudo ser la historia, en otro mundo,
Y con otro final... mientras me hundo
En la nada feliz, pues por ti he muerto.

Dì solo que me quieres, y ahora reencarnado
Te buscaré de nuevo, quizá serán eternos
Los dias que te busque, pero estaré a tu lado;

Cuando el momento llegue, al ver mis ojos tiernos
Y oírme decir un "¡hola!" emocionado,
Sabrás quien soy, y que hemos vuelto a vernos.


viernes, 1 de agosto de 2008

Cromagnon



Cromagnon fui una vez, y te tiré del pelo
en un acto de amor salvaje, inconfesable;
entre los griegos fui poeta infatigable
recitando entre odas a una diosa en desvelo...

Más adelante, amor, fui cierto caballero
que por su amor luchó contra el infiel ateo,
en la Verona antigua, fui por tu amor Romeo,
o morí en Normandía musitando un "te quiero"...

Mil vidas, en resumen... una idea concreta,
que fue la de buscarte, mi amor, donde estuvieras,
pues mi mayor deseo era que me quisieras
una vida tras otra, Cromagnon o Julieta.

Y ahora aqui te tengo, frente a mí, asombrada,
pues ya te has dado cuenta que también me buscabas;
todo el tiempo sabiendo que era a mí a quien amabas
y ahora frente a mi,... ¿no nos decimos nada?

Pues no, nada decimos. De sobra lo sabemos,
miles de vidas juntos hoy tienen buen final;
después de tanto tiempo, tú sabes que es normal
que tanto que decirnos hace que nos callemos.

Así que no hables, calla... saborea el momento,
ámame como ansiabas, como ansiaba he de amarte
hasta que llegue el día y vuelva yo a buscarte,
dame la mano, amor... ¡amémonos al viento!


miércoles, 30 de julio de 2008







Habéis de quemar mis ojos con el hierro
candente y sanguinario del olvido;
quemaréis sin piedad lo que yo he sido,
y patearéis mis huesos como a un perro;
mandaréis mis despojos al destierro
mostrándome en la historia cual bandido...

Ni pienso que me importe, pues henchidos
mis invidentes ojos con su encanto,
la dulce musa a quien yo quiero tanto
conmigo habrá de estar; y entretenido,
nunca más seré perro, y mi aullido
a los que algún mal causan, dará espanto.

Pues será un aullido de justicia;
no será, de sirenas, un bel canto:
el grito de mi amor será noticia
y cuando la noche extienda el negro manto
resurgiré por tí; no habrá más llanto,
seremos uno, entre besos y caricias...
¡No habrá en el tiempo quien te quiera tanto!

martes, 29 de julio de 2008


Camelot



Camelot, noble reino de paz y fantasía,
paladín de la magia y la justicia...
dejadme que os avance la noticia
de esta prueba que demuestra mi valía.
Por encargo la empecé, mas no he podido
sustraerme al pensamiento que me embarga,
pues no es prueba, ésta... no es una carga
sino un placer descubrir lo que he sentido:
amistad por doquier, y buenas gentes
que me arropan consigo, como hermano;
desde un principio, no me sentí profano
pues con amor me han tratado, e indulgentes.
Y si antes inseguro, me sentí valiente
ahora que al fin estaba con los míos;
y entre amigos sinceros, desafíos,
y el amor puro y constante de una hermosa dama,
sus bellos parques, de noche fueron cama
en la que poder dormir, soñar acaso
en que éste era mi mundo, ante el fracaso
que el llamado «mundo real» se me antojaba;
por eso, amigos, cuando mejor estaba,
sin darme cuenta de que fue soñado
me hallé entre elfos, brujas y ladrones,
damas, caballeros, magos... y hasta gatos
que me hablaban; me ví de nuevo en casa,
oí una voz amiga, que al fin me dijo «¡Pasa!»...
...y en Camelot quedé. ¡Bellas prisiones!
¡Amo el olor de la noche, desde estos torreones!
Ahora... la magia es real, de intensidad que abrasa.

lunes, 28 de julio de 2008










La noche que me temía, hoy ha llegado.
he ganado el Infierno con un sueño
tan bello que... fue horrible. Tan pequeño
que grande fue el dolor que me ha causado.

Te puse mil barreras, y yo mismo
las tiré una a una, corazon en mano.
Esta noche te amé, amor humano
fue castigo a mi oculto barbarismo.

Lo sé. no debí ni imaginarlo.
Lo sé. No puede ser. Lo olvido todo...
¿Olvidarlo? ¡No puedo! No sé el modo,
y aún sabiéndolo... prefiero recordarlo!

Te aseguro que yo no lo quería,
te tenía en IGNORE en mis ensueños
pero el subconsciente ganó, y por su empeño
esta noche fui tuyo... fuiste mia.

La fantasía ganó al intelecto,
no preguntes por qué... no lo sabría.
Anoche sentí lo mucho que quería
a esa dulce brujilla, ser perfecto.

La noche fue la luna, y fue tu pelo,
fueron sonrisas tiernas, manos llenas
de un cuerpo vibrante, hueso apenas,
fueron abrazos, calor, sudor y cielo.

Fue algo más que caricias, o que un beso,
fue estremecerme, tierno, entre esos brazos
que tanto he extrañado. Fueron lazos
que até y desaté, como poseso.

Y nunca lo sabrás. Hoy te he amado
pero me callaré. No quiero herirte,
prefiero ser tu amigo, que pedirte
que por saber mis sueños, no haya enfado.

Hoy quisiera no haberte conocido
aunque estoy muy feliz de haberlo hecho;
¡Qué daño me haces, Dios! Me explota el pecho
mas si abro el corazón... estoy perdido.

Pues sé que me verá de otra manera,
podría odiarme, inluso... y moriría.
No he de llamarla "amor"; sí "amiga mía"...
¡como la quiero ya... que no la quiera!



domingo, 27 de julio de 2008









"Nadie me dijo que el amor doliera,
sus reglas no encontré en ningún folleto;
lo descubrí de golpe... y te prometo
que ante mí desfiló mi vida entera.

Fue extraña sensación el darme cuenta
de que algo andaba mal en mi cabeza;
por vez primera, tu aroma fue tristeza,
te volviste de nuevo cenicienta.

De verte tan cercana, te me fuiste;
una estrella perdió su alegre brillo,
tacón de aguja y conjunto de amarillo
fueron recuerdos de un gorrión antaño triste.

Fue una noche feroz. Ya no sabría
cuántas veces hundí sobre la almohada
lágrimas de dolor, almas mojadas
que vertí al soñar que te perdía.

En mi interior, un cuento se hizo añicos,
y hasta pensé en olvidarte, poco a poco...
pero no pude, amor. Me volví loco,
no puedo estar sin tí. ¡No me lo explico!

Saber que otro tus sueños habitara
hizo nacer los celos en un alma
que blanca era por ti; se fue la calma
y el Infierno llegó... con tu voz clara.

¡Me asusté, lo confieso! Tuve miedo
por primera vez, y fue algo hermoso
y trágico a la vez. Fui sospechoso
de amistad... y amor. Pero no puedo;

no puedo permitirme tal suicidio
pues perderte podría, en el trasvase.
¿puedo amarte? no debo. ¿amigos?... pase.
¿quien disfrutó tu sonrisa? aun lo envidio!"...

...aquí calló por fin. El buen poeta
revisó el pergamino que impregnara
con su pluma, mojada en sangre clara
que de sus venas brotaba, tan perfecta.

Cuando hubo acabado, la cruel luna
con un guiño avisó del alba entrante;
el poeta lloró. Por un instante
la vió tras él, presencia inoportuna.

Asustado, volcó el tintero encima
y su alma se rompio, con este gesto.
Por haberla amado, sintiose muy molesto
pues no tenía nada en más estima.

Y se durmió, al fin... le costó hacerlo,
pero aquel nombre fue su adormidera,
mágica palabra que antes de amor fuera,
de sinceridad hoy; podeis creerlo.

Y aún queda un resquicio de este amor prohibido,
no quiso eliminarlo, se sintió muy a gusto;
mas prometió dejarlo, si causara disgusto
a esa musa lejana, a ese ángel querido.

¡Adios!¡Adios! fue su ùltima plegaria.
¡Te quiero! aún muerto, se le oía...
¡No te enfades! el viento le decía
a su princesa dulce, brujilla extraordinaria...

(...Pasó hace muchos años...
conocí la leyenda
visitando el lugar donde ocurrido había.
El nombre del poeta, nadie lo ha recordado;
el nombre de su amada... ya nadie lo sabía.)




JOSH GROBAN. you raise me up

Esta es una canción muy especial para mí, espero que disfrutéis de ella tanto como yo...


viernes, 25 de julio de 2008


Bella sirena



Bella sirena, voz melodiosa
que Zeus mantiene en su alta morada,
mortal en vida, en mis sueños diosa...
¡mi enamorada!

Mágica Venus, letal Medusa
causan tus ojos mi padecer;
¿Si te he olvidado? ¡Pero qué ilusa
eres, mujer!

Si te descuido en mi pensamiento,
que antes me olvide de respirar;
por tí mantengo este sentimiento:
¡he vuelto a amar!

Amo tus ojos, y tu sonrisa;
amo tus lágrimas, tu mal humor;
amo tu calma, y amo tus prisas...
¡te amo, Amor!

miércoles, 23 de julio de 2008








No tiene voz ni cuerpo pero es un alma noble,
voluble como seda, o fuerte como roble
en el que me he apoyado alguna que otra vez...
es cierto, bella dama. hoy hablaré de usted.

Nunca lo he hecho antes, pues no dábais permiso,
vergonzosa, mimosa, temiendo algun inciso
que hubiera descubierto tan dulce identidad
ante todos nosotros. Un riesgo, gran verdad.

Pero ahora lo hago, y os nombraré sin nombre,
narraré vuestro encanto, y puede que os asombre
que sin haberos visto, ya pueda yo saber
de vuestro gran encanto, como amiga y mujer.

Perdonad, me emociono. se abren las heridas
del amor y la muerte, pues aún no están vencidas,
mas tengo en vós apoyo, en mí lo tenéis vós;
termino. Hasta pronto. Muchas gracias. ¡Adios!


viernes, 11 de julio de 2008



Hoy he muerto algo más







Hoy he muerto algo mas... falta tu risa
a los pies de mi cama; no se inflama
mi alma con canciones, y las prisas
no me dejan tornar junto a mi dama...

...¡Rostro tan adorado, y se diluye
en el mundo real! ¡Maldito olvido,
querer llevarte a quien tanto he querido,
trozo de mí mismo que de mí se huye!

No me derrotaréis, fantasmas viles,
siempre, en mi corazón, veré a mi amada;
aunque pongais por medio cientos, miles
de kilómetros, no os servirá de nada.

Pues ella está ya en mi, y no ha de salirse;
de su corazón yo he de salir primero,
si llega la ocasión. De producirse,
dejad que diga ahora que... la quiero.

Puedes llevarme ahora, infame Muerte,
pues ya la he visto, y nada ya me importa,
ni siquiera el tiempo, que se acorta
con tu llegada. La he visto. ¡Tuve suerte!

jueves, 10 de julio de 2008



El maldito tic



El maldito tic-tac me hace daño
porque añade a mi vida un día nuevo;
Me levanto, me ducho... y me renuevo.
Desayuno, la calle... y ya te extraño.

El trabajo... "haz esto""esto es urgente"
y no se ocupa nadie de mis propias urgencias...
solo tu, mi amor, curabas mis dolencias
pero hoy no lo harás... estás ausente.

Mediodía... comer, y luego a toda prisa
volver. Turno de tarde, hasta las tantas
y a casa a cenar. Pienso en tu risa.

Cuanto màs es de noche, màs me encantas
y un poema mi mente te improvisa.
Buenas noches, mi cielo. A tus plantas.

miércoles, 9 de julio de 2008


Pondré



Pondré a flote el Titanic, te pintaré desnuda,
descubriré otros mundos con vida inteligente...
miraré a la Medusa cara a cara; mi frente
sangrará por los clavos de una Corona aguda...

Lucharé con mis besos, mis versos y sonrisas
en un mar infestado de hambrientos tiburones,
pararé con mis manos enérgicos ciclones,
destrozaré a brochazos la sin par Mona Lisa;

Moriría mil veces, por evitarte el drama
que me supone ver palidecer tu encanto
al notar que algo apaga tu más hermosa llama...

Legendario poeta que vuelva en luz tu llanto,
amigo como nunca lo fui seré, mi dama,
para que así te enteres de que te quiero... ¡y tanto...!!



martes, 8 de julio de 2008



Amores por palabras





Se busca compañera, no preciso experiencia,
basta que sea buena, y de limpia conciencia,
no es menester diploma de belleza sin par
si tiene el verbo hábil, sobre todo el "amar"...

Su "currículum vitae" abundará en dulzura,
ha de ser una niña, mas de mente madura...
pero a veces, es justo que sea una mujer
para con mi cariño, hacerla enloquecer.

No se piden riquezas, ni buena posición,
sólo que sea dulce, de tierno corazón;
el contrato, sin duda, será a convenir...
(en la letra pequeña no se incluye el sufrir)

Si a alguna interesada le ha parecido bien,
Que se ponga en contacto conmigo: "Savinien,
calle Carlos Maside, tercero, y dos derecha,
la ciudad de Las Burgas..."... Atento, firma, y fecha.


domingo, 6 de julio de 2008



En mis sueños la vi







En mis sueños la vi, voluble e indefensa
ante el mundo real, ante la gente
y por ella luché, dejè de ser cobarde
y me convertí (en mis sueños) en valiente.

Verla llorar calmó mi ardor guerrero
y mis brazos le abrí, como guarida
Después, todo fue amor, y gestos tiernos.
y a mis brazos tornó, ahora dormida.

Allí toda mi hombría se rompió en un instante,
pues su calor en mis brazos me extasiaba,
y supe al fin, mientras su faz besaba
que era el momento de mostrarme amante.

Con nerviosismo creciente, contenido,
su piel acaricié, fue mi alimento
su boca,y sus pechos... y el fermento
de su placer me inundó, con su gemido.

Entre su pelo, peines de cinco púas
fueron mis manos, cubriendo sus rincones;
su secreto fue mio, y en sus sones
su mirada dió paso a mis ganzúas.

En sus ojos mis ojos, y en mis manos
la experiencia del niño que aún no sabe
pero que aprende, cual aprendiera el ave
a volar sin temor sobre los llanos.

Y un abrazo fundió a dos en uno,
y un mismo latido fue aquel día
el sonido del amor, la algarabía
que aunó cena, descanso y desayuno.

Ojos cerrados, bocas enlazadas
en la máxima expresión de la ternura;
tu rosado secreto, mi arma dura
penetrando en tu ser alborozada.

Sudor cálido, sonrisas y caricias,
lágrimas de placer hechas deseo...
al fin, tu eres Julieta, yo Romeo
¡conjura este pecado, dando albricias!

Todo llega a su fin... me vierto en tus cavernas,
te deshaces conmigo entre gemidos;
el día nos ha de ver juntos, dormidos,
entre mis brazos tu, yo entre tus piernas.

Y despertaré, y no estarás conmigo
y buscaré tu ausencia, en esta almohada.
Seguiré siendo lo que soy... tu amigo,
y esta historia de amor se perderá en la nada.

lunes, 30 de junio de 2008



El grifo de la sed que a ella me lleva




Si mantengo cerrado
el grifo de la sed que a ella me lleva,
dejándolo olvidado
y elimino la prueba,
será como ignorar la luna nueva.

Pues si ella ilumina
las rosas que embellecen sus balcones,
y en sus rayos domina
del mar los aluviones,
su amor llena mi vida de razones;

Y ya no hay otra cosa
que importe más a mi alma embalsamada
que su sonrisa hermosa,
la luz de su mirada,
y pensar que, sin ella, ya no hay nada.

sábado, 28 de junio de 2008




Todas las luces... luz



Sentir, besar, vivir... morir, acaso,
en el cálido aroma de tu abrazo.
No pido más. Tan sólo hacerme tuyo
como tuyos ya son mis pormenores.

Sentir que ya no siento, que no existo,
y volver a la vida en tus entrañas,
quererte desde dentro, en estallido,
y consumir tu ser con mis caricias.

Besar sin compasión, a quemarropa,
como lluvia que cae serenamente,
con la pasión de la naturaleza
y el calculado avance de los tiempos.

Vivir en la ignorancia del entorno
igual que vive ajeno el condenado
a la marcha del mundo que le toca,
del que se aísla, voluntariamente.

...Y al final morir... vivir... morir viviendo
ese último momento, instante dulce
de ver tu imagen amada, el suave beso
que me abra la puerta al Gran Viaje.

viernes, 27 de junio de 2008


Ya no te quiero

(Mentiras de amor)



No te quiero, mi amor, ya no te quiero,
pues sale el Sol sin ti cada mañana;
ya nada importa, ya ni tengo gana
de pensar en vivir, mientras me muero.

Ya no te quiero, amor... y lo primero
que veo al asomarme a mi ventana
eres tan sólo tú, que estás lejana
como lo está el amor de mi tintero.

Ya no te quiero, y así te lo recito
para que me oiga claro el mundo entero,
el mundo para el cual soy un proscrito;

Reniego de un amor que fue sincero
y me arrancaré el alma en este grito:

¡Ya no te quiero, amor... ya no te quiero!

jueves, 26 de junio de 2008

miércoles, 25 de junio de 2008



Arrebol




El arrebol de tus mejillas brunas
en derredor de mí se expande y crece,
y un nuevo astro ajeno al Sol florece
al competir en puro con la Luna;

Toda estrella se oculta humillada
cuando tu faz al éter se aparece,
y el campo entre murmullos reverdece
cuando muestras al mundo tu mirada;

Los ojos del Amor no son tan bellos
y los disfrutan ricos y plebeyos
anulando, sin más, la voluntad...

...¡que gocen del amor de los humanos!
Prefiero el suave roce de tus manos
y saber que nos amamos de verdad.

martes, 24 de junio de 2008


Mediodía



Mediodía... un café
que resucita mi angustia adormilada.
No sé quién soy, no importa... no soy nadie,
un nadie absurdo que busca la belleza.

Mediodía... un diario,
un líquido que quema mi afónica garganta
de tanto haber gritado nombres desconocidos
de mujeres que nunca, nadie, sabrá cuánto he amado.

Mediodía... qué tarde
llegará hoy la Muerte a cumplir su jornada;
o... quizá ya lo ha hecho, pues esto no es la vida,
no es más que un breve inciso entre dos Purgatorios.

Mediodía, otra vez,
el mediodía eterno que no acababa nunca
hasta que te vi ágil, cruzando en el semáforo
que te trajo a mi acera.

Ahora el tiempo corre,
el mismo tiempo que no repara en sueños
te empujó a entrar, y te invité a una copa
bebida de mis labios. Se acabó el mediodía...

...¡bienvenida a mi ocaso!


lunes, 23 de junio de 2008





Te tengo y no eres mía


Te tuve entre mis manos temblorosas
y te dejé escapar...

Me perdí en tus pupilas luminosas
y fuiste tú mi mar...

Viví mis noches absorto en tu mirada
de incandescente azul;

abrí los ojos, al contacto del mundo,
y allí no estabas tú.

Y los cerré, jurando no entreabrirlos,
permaneciendo así,

porque al mirar, más fuerte era mi angustia:
¡no estabas junto a mí!

domingo, 22 de junio de 2008



Adioses de papel



En la hora malsana
del final de este absurdo recorrido
contaré mis pasiones,
lo que de ellas ha sido,
y me hundiré en la bruma del olvido.

Pero al irme sin gana,
será tuyo mi último latido,
todas mis ilusiones;
y haberte conocido
le habrá dado a mi vida algún sentido.

...y quizá una mañana
te dirá este papel que te he querido,
y todas mis canciones
te digan "¡no se ha ido,
aún sigue en tus bolsillos escondido!"

...y un corazón de tinta, desteñido,
encontrarás en todos tus rincones.

sábado, 21 de junio de 2008


A ti solo




A ti solo,
Amor,
dedico poesías sin sentido!

A tí sola,
Muerte,
entregaré mi corazón dormido!

A ti sola,
tú,
que mis entrañas con tus ojos has herido!

A mí solo,
yo,
que moriría por no haberte conocido!

lunes, 16 de junio de 2008

Pablo Neruda en voz de Savinien


El niño en la playa




De pequeño, mi inquieto corazón se abrumaba
con la historia del niño que intentaba llenar
un hoyo en una playa, con el agua del mar
que con paciencia inmensa, con su cubo sacaba.

¡Cuántas noches en vela, intentando entenderte,
niño de fantasía, querube soñador!
¡Cuántas noches buscando para tí el mejor nombre,
hasta saber de pronto que tu nombre es AMOR!

Déjame tu paleta, tu cubo y tu rastrillo,
tengo un hoyo más grande que llenar, que soy YO;
el océano es ella, quiero encerrarla dentro
de mis cuatro paredes. Mi cuerpo, su prisión.

Una prisión sin rejas, ni guardianes ni techo,
en la que vueles libre, mi querido gorrión;
la prisión del Amor, ese chiquillo ciego,
y de su lazarillo, la indómita Pasión.


Amigo



ES reír de alegría, y a tu lado,
no con los ojos y boca, aunque valiera,
sino con el corazón, y el alma entera,
teniendo de tu risa buen cuidado...

...Es llorar de tristeza en tu tristeza,
ahogarse en tu llanto, y al momento
ofrecer un buen hombro, y un "lo siento";
borrar la pena, y cambiarla por belleza.

Ofrecer con cariño: "Aquí me tienes,
sabes que te lo digo, y lo mantengo;
por donde necesites, voy, y vengo,
apenado al saber que tú no vienes".

Que mi corta experiencia sea ombligo
donde mirarte, y huir de tus problemas;
si eso no bastara, tú... no temas:
¡Aquí estaré, siempre seré tu amigo!


domingo, 8 de junio de 2008

Es toda la Gascuña


Pasión encerrada





Tu mirada infinita, tu tranquilo semblante,
el silencio que apenas te dignas en romper;
las lágrimas que viertes cuando todos te ignoran
o no te quieren ver;

Tus mil y una manías, tu carácter tirano
son cosas que incomodan a quien huye de ti:
¡cuánto dieras, pequeño, por decir que al principio
tú no eras así!

Y pasa lento el tiempo por tus manos cansadas
de deshojar historias de tu mundo interior,
y pasa lento, y pasa, y en tu escasa memoria
te sientes vencedor:

pues has sobrevivido, todavía estás vivo,
en un mundo distante que tú piensas mejor,
aunque todos te vean no más que como un mueble
o incluso algo peor.

Pero quien te conoce, quien se acerca a tus ojos,
sabe que ha de quererte hasta verte partir.
Ahora sé que no es raro, sé por qué se te quiere:
¡hoy te vi sonreír!





Sin ti la vida



Regalé mis secretos dulcemente
y me encontré sin aire en los pulmones;
me desvestí de amor en cada esquina
y fue el dolor mi carne en tu vigilia.

Lloraron sangre mis ojos en tu ausencia
y me morí sonriendo cada día,
le mentí al mundo, a ti, a mí, a la Muerte,
pues la maldita aún cree que sigo vivo;

De repente, mi cama se hace cárcel,
mi sexo vibra en torno a tu recuerdo:
vomitando mi esencia, va en tu busca
y muere un ángel porque tú te has ido...

... Cada rostro que enciende mis pasiones
es una flecha cruel contra tu risa.

De nada vale huír de los estigmas
que provoca tu falta. Cada imagen
es imagen de ti, y me intimida
negándome los besos anhelados.

¡Devórame, mujer,... sé mi Saturno,
hazme alimento de tu último banquete!

viernes, 30 de mayo de 2008

Lua nar Luvre- Chove en Santiago



Ya no busques








Ya no busques, amor, tu nombre en mis poemas,
no busques un "te quiero", ni el tacto de mis manos
al abrazarte ansioso, animal desbocado
que mordía tu carne sin importarle el mundo;

No busques más, te ruego, los recuerdos felices,
tantos paseos juntos desandando escaleras,
la rosa blanca, triste entre tantas espinas
que atraviesan hirientes los versos con tu nombre;

Te digo que no busques, sé que no has de encontrarme
en las amantes cartas que vomité a tu ausencia,
en los acordes tristes de tu piel musicada,
en el acantilado de mi cuerpo desnudo...

Si merezco un recuerdo, búscame entre las sombras,
en la noche sin luna, sin estrellas, sin vida,
en un pájaro herido que ya no tiene alas
por dárselas al ángel que llegó con tus ojos.




No te he dicho adiós



Hoy no te he dicho adios... hoy no te he dicho
que quisiera fundar nuevas naciones,
que habría de borrar cada disparo,
que habría de besarte hasta la muerte;

Nunca como al decirte "¡hasta mañana!"
he sentido el mañana tan lejano,
nunca la soledad voló tan bajo,
ni fue tan triste hacer café con leche.

Tu abrazo me quemó la piel por dentro
y tampoco sabrás qué marca deja,
te lo podré decir, y has de creerme,
pero mis versos -¿sabes?-no son buenos.

Y lo que hoy no te diré, ni nunca,
es que un beso se ha muerto en mi garganta,
que se ajó tu carmín frente a mis labios
sin regarlo la miel de mi saliva.

Se me ha muerto, sin más, la valentía
de rodearte, sereno, con mis brazos,
de saltar desde el mundo hacia tus ojos,
de sucumbir al frenesí de amarte.

No, no te he dicho adiós... he contenido
el mar de Moisés, las siete plagas,
la sequía del alma, cada bala
que disparó el Destino en un segundo.

Presté oídos sordos a los niños,
al bullicio, al color, a las canciones,
por que nada me dijese que se ha ido
el tiempo de volar viejas cometas.

...Y dejé que apagara el fuego interno
la humedad de una lágrima nonata,
y me juré besarte en algún sueño
deseando que nunca lo supieras.

Así me marcharé... como ese beso,
sin brotar, florecer, sin dar siquiera
el primer paso que llene de tachones
las páginas en negro del fracaso.

Así que abro las manos y te veo
volar, huír, vivir, quedarte al margen;
abro las manos y... se muere un beso,
por no decirte adiós, para no irme.



Deja que sea



Deja que sea lágrima en tu faz agotada,
que humedezca mi tacto tu alma hoy tan seca
de haber llorado tanto, hasta quedarse hueca
como mi corazón, al saberte apenada.

Yo poco puedo hacer, pero por tí lo hago,
y con gusto ante el reto de ser, por fin, amigo,
estoy aquí por tí, escucha lo que digo
pues te haré sonreír. ¿No sabes? ¡Soy un mago!

Un mago poderoso, que en arco iris brillante
tornará tu dolor, tu lágrima temprana
al pasar el tamiz del sol de tu semblante,

Un mago que en la noche te cantará una nana
solo por ver tu risa; y se irá, no sin antes
regalarte un suspiro, y un dulce "hasta mañana".